El consejo de administración de Cepsa decidió hoy distribuir el próximo 14 de diciembre un dividendo a cuenta de 0,4 euros por acción correspondiente al ejercicio 2009, con lo que se mantiene la retribución del pasado ejercicio.  Esta retribución obligará a la compañía presidida por Santiago Bergareche a repartir 107 millones de euros entre sus accionistas, en virtud de los 267,57 millones de títulos en los que está distribuido el capital de la petrolera. El principal accionista de Cepsa, Total, recibirá 52,2 millones de euros por su 48,8%, mientras que Ipic, que este año compró las participaciones del Santander y Unión Fenosa en la petrolera, ingresará 50,2 millones por su 47%.