La refinería 'Gibraltar-San Roque' de Cepsa anunció hoy que invertirá 1,6 millones de euros en una estación de aguas residuales que servirá para reutilizar el 30% de las aguas que vierte a través del emisario submarino una vez que hayan sido tratadas. Según un comunicado, las obras para instalar las bombas que recuperen el agua y la nueva canalización comenzarán en el próximo mes de septiembre. A partir de su puesta en marcha, los 150 metros cúbicos de agua a la hora que se recuperen, se destinarán a la estación de mangueras y como agua de planta.