Cementos Portland dijo el jueves que tuvo unas pérdidas de 8,6 millones de euros en los tres primeros meses del año, frente a un beneficio de 7,5 millones un año antes, con una caída de las ventas del 23 por ciento a 191,3 millones de euros. Según la cementera, el periodo estuvo caracterizado por una meteorología muy adversa que afectó especialmente al sector de construcción y al consumo de cemento.  El beneficio bruto de explotación (EBITDA) cayó un 38 por ciento en los tres primeros meses del año a 44,4 millones de euros.