La cementera del grupo FCC ha obtenido un beneficio neto de 161,02 millones de euros en los nueve primeros meses de este año, lo que supone un descenso del 12,8% respecto al mismo periodo de 2006, como consecuencia del coste de la adquisición de Corporación Uniland. No obstante, la compañía ha informado de que la facturación ascendió a 1.449,3 millones de euros, el 41,1% más, lo que le permitió tener un resultado bruto de explotación o EBITDA de 480,7 millones de euros, el 37,6% más. El grupo anunció que en este periodo se integran por primera vez de forma comparada los resultados de Corporación Uniland, adquirida en 2006 e incorporada al consolidado del grupo en agosto del año pasado.