Cementos Portland, filial cementera de FCC, repartirá a partir del próximo 5 de junio un dividendo bruto de 0,72 euros por acción complementario al ya repartido a cuenta de los resultados de 2008. Con el dividendo, aprobado hoy en la junta general de accionistas de la compañía, la retribución total al accionista con cargo al beneficio del pasado año ascenderá a 1,42 euros por acción. La asamblea de Cementos Portland aprobó la anunciada redimensión de su consejo de administración hasta fijarlo en catorce miembros dentro de su objetivo de reducción de costes ante la actual coyuntura económica.