Cementos Molins obtuvo un beneficio consolidado de 33 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone reducir en un 46% el registrado en el mismo periodo de 2008, informó hoy la empresa.    Las ventas cayeron un 16% entre enero y junio, hasta situarse en 342 millones de euros, lastradas por el mercado nacional, donde su facturación se redujo un 30%, frente al aumento del 3% registrada pro las participadas extranjeras