La siderúrgica catalana Celsa presentó hoy en la Conselleria de Trabajo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal para 1.040 trabajadores durante 120 días en los próximos doce meses de su planta de Castellbisbal (Barcelona), informaron a Europa Press fuentes cercanas a la compañía. La multinacional, controlada por Francisco Rubiralta, cerró el pasado año con unas ventas de 5.485 millones de euros y tiene actividad industrial en España, Francia, Gran Bretaña, Polonia y Escandinavia. Suma una plantilla de más de 8.430 personas.