Cellnex obtuvo un beneficio neto de 33 millones de euros en 2017, lo que supone un descenso del 17,5% en comparación con los resultados del año anterior. Sin embargo, la compañía confía en aumentar su dividendo en un 10%.

En un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Cellnex Telecom ha informado de que en 2017 el resultado  neto cerró en los 33 millones de euros, recogiendo el efecto de las mayores amortizaciones (+27%) y costes  financieros (+68% vs. 2016) asociados al intenso crecimiento del grupo y la consiguiente ampliación del perímetro.

Los ingresos ascendieron a 792 millones de euros y el ebitda alcanzó los 355 millones.

Por líneas de negocio, los  Servicios e Infraestructuras para Telecomunicaciones aportaron a los ingresos totales  el 60% con 474 millones de euros, un crecimiento del 23% respecto al cierre de 2016.

La actividad en las infraestructuras y servicios de difusión audiovisual aportó un 30% de los ingresos con 237 millones de euros, en línea con 2016.

Mientras que el negocio centrado en las redes de seguridad y emergencia y soluciones para la gestión inteligente de infraestructuras urbanas (IoT y Smart cities) aportó un 10%de los ingresos con 81 millones de euros.

 

 

A 31 de diciembre, un 42% de los ingresos y un 43% del ebitda se generan fuera del mercado español. Italia es el segundo mercado más importante con un 31% de los ingresos del grupo.

Al cierre de 2017 Cellnex contaba con un total de 21.017 emplazamientos (7.766 en Italia, 8.030 en España y 5.221  en Holanda, Francia y Reino Unido), a los que se suman 1.348 nodos (DAS y Small Cells).

Un 49% de los 2.000 emplazamientos a racionalizar en el periodo 2016-2019 están en proceso. De los 2.200 que la compañía prevé construir hasta 2021, un 92% están igualmente en proceso.

Las inversiones operativas en 2017 alcanzaron los 165 millones de euros, en su mayoría aplicados al  mantenimiento de la capacidad instalada y a inversiones vinculadas a generación de nuevos ingresos y mejoras  en la eficiencia. Mientras que  las inversiones en crecimiento –nuevas adquisiciones– fueron de 1.200 millones de euros.

Cellnex cerró 2017 con una deuda neta de 2.237 millones de euros frente a los 1.499 del cierre de 2016, lo cual equivale a una ratio deuda neta/ebitda de 5,5x.

El crecimiento de la deuda en 737 millones se corresponde con el esfuerzo inversor de la compañía que, como se ha indicado, en 2017 superó los 1.200 millones de euros.

 En cuanto a su estructura a febrero de 2018 y tras la emisión del primer bono convertible de la compañía por 600  millones de euros el pasado 8 de enero,  la deuda de Cellnex tiene una vida media de 6,4 años y un coste medio (deuda dispuesta + deuda no dispuesta) del 1,9%.

Las emisiones de Cellnex Telecom mantienen el rating “investment grade”(grado de inversión) de Fitch (BBB-) con outlook negativo, confirmado por la propia agencia el pasado mes de enero, tras la primera emisión de bonos convertibles de Cellnex por 600 millones de euros. También mantiene el rating de S&P BB+ con outlook estable.

Previsiones de Cellnex para 2018

En cuanto a las perspectivas para el ejercicio 2018, las previsiones de Cellnex apuntan a crecimientos  por encima del 10% en Ebitda y flujo de caja libre y recurrente (RLFCF), al tiempo que se mantiene el 10% de incremento anual del dividendo abonado en base a la política acordada para el periodo 2016-2019:

-Ebitda estimado para el ejercicio: entre 405 y 415 millones de euros

-Crecimiento del RLFCF en torno al 10%

-Incremento del 10% en el dividendo del ejercicio 2018 (a cuenta + complementario)