La Comisión Europea ha dado el visto bueno a las ayudas del Gobierno de Portugal a dos proyectos de inversión encabezados por Repsol y La Seda. La petrolera invertirá 150 millones de euros en una planta ubicada en la región del Alentejo, mientras que La Seda construirá una planta en Sines, con una inversión de 99 millones de euros.