La Comisión Europea dio hoy su visto bueno a la modificación del plan de privatización que aprobó el pasado septiembre para salvar la aerolínea griega Olympic del cierre, tras el fracaso de las operaciones para vender la única aerolínea comunitaria completamente estatal. El plan inicial de la CE, que preveía un proceso de licitación internacional para vender las tres partes de la empresa (de vuelo, de servicio de pasajeros y equipajes y de mantenimiento técnico), no ha tenido éxito "pese a los esfuerzos de las autoridades griegas y comunitarias", informó hoy el Ejecutivo comunitario. Así, todas las ofertas de compra estaban por debajo de los valores mínimos establecidos como consecuencia de la actual crisis económica y financiera. Por ello, las autoridades griegas pidieron a la CE la venta directa de los activos de la compañía a través de una negociación directa con las partes interesadas, conforme con el derecho comunitario.