El Fondo de Garantía de Depósitos podría contribuir con entre 500 millones y 1.000 millones de euros al rescate de Caja Castilla-La Mancha, CCM, la primera víctima en España de la crisis financiera, señalaron el jueves fuentes cercanas a la situación. CCM mantiene conversaciones para ser absorbida por Unicaja, otra caja de mayor tamaño. Si se cierra el acuerdo, la transacción representaría la primera fusión orquestada por las autoridades españoles mientras las cajas, que tienen fuertes vínculos con las comunidades y negocios locales, acusan el desplome del sector de los otroras pujantes sectores de la construcción e inmobiliario.
Los gobiernos regionales controlan las cajas de ahorro, que ahora están sufriendo un continuo aumento de la morosidad, más severo que el deterioro de activos de los bancos.

El dinero del Fondo de Garantía de Depósitos sería utilizado para compensar el valor de la creciente morosidad de CCM, informaron estas fuentes.

El Fondo de Garantía de Depósitos está financiado por contribuciones de instituciones financieras y está gestionado conjuntamente por las mismas instituciones y por el Banco de España.