El 44% de los directivos de capital riesgo cree que "las oportunidades de inversión aumentarán a corto plazo" y perciben a las corporaciones financieras como protagonistas de estas oportunidades, según el Barómetro de Capital Riesgo del primer trimestre de 2008 elaborado por Deloitte. A pesar de que para el 54% de los entrevistados los efectos de la crisis sobre el sector continuarán, "al menos durante un año", no por ello creen que decrezca el número de operaciones en el sector. Por el contrario, el 26% de los directivos considera que el entorno económico no proporcionará demasiadas oportunidades de inversión en los próximos meses, y el 70% de los encuestados cree que será más difícil levantar nuevos fondos, por lo que prevén que el número de operadores "se mantendrá estable".
El estudio señala que entre enero y marzo el volumen invertido en capital riesgo en España fue de 634,5 millones de euros, el 44% menos que en 2007, pero una cifra superior a la de los años precedentes. El número de operaciones realizadas en este período fue de 168, ocho menos que un año antes, y la más importante fue la compra de Gemsa Solar por parte del fondo de capital riesgo First Reserve Corporation por un valor de 261 millones de euros. En cuanto a las desinversiones, destaca la salida definitiva del capital riesgo en Cesa Eólica, a través de la venta del 7% a Acciona, propietaria del resto del capital. A la hora de invertir, el 43% de los de los directivos consultados elige a las empresas familiares o controladas por particulares, seguidas por compañías en proceso de creación.