El presidente y consejero delegado del Grupo Hispania, Trinitario Casanova, requerirá la autorización previa de un acreedor pignoraticio para llevar a cabo la venta del 3,5% que posee en Banco Popular al grupo mexicano Blueprime, que ayer confirmó su intención de adquirir el 20% del la entidad. "Las acciones se encuentran actualmente pignoradas en garantía de una operación de financiación y, por lo tanto, Titánica, filial de grupo Hispania, requerirá la autorización del acreedor pignoraticio para llevar a cabo la mencionada transacción", indicó el grupo Hispania a la Comisión Nacional del Mercado de Valores(CNMV). El grupo mexicano reconoció ayer que mantiene negociaciones con varios accionistas del banco para adquirir su participación y poder alcanzar de esta forma el 20% de la entidad. Entre los accionistas podrían encontrarse Allianz, que posee un participación del 9,56%, Américo Ferreira de Amorin, con un 7,818%, Dresdner Holding (5,931%), Ramchand Bhavnani, con un 4,99%, aunque en la CNMV sólo figura el 3,306%, o Nicolás Osuna (3,905%). Entre otros accionistas también se encuentra la Sindicatura, con el 14,469%.