La Casa Blanca anunció el viernes los detalles de sus programas más recientes para prevenir las ejecuciones de hipotecas, los cuales incluyen más iniciativas para reducir los saldos de los préstamos en los que el valor actual de la vivienda es inferior al de la hipoteca que respalda. Los bancos que participen en el programa Home Affordable Modification Program, o HAMP, deberán considerar rebajar el valor en libros del capital que adeuden los prestatarios elegibles cuya deuda hipotecaria represente más del 115% del valor actual de sus viviendas.