La dirección de Carrefour en Bélgica ha convocado a los sindicatos para un consejo de empresa extraordinario, el próximo martes, donde planteará recortes salariales ya que algunos de sus centros no son rentables, y amenaza con dejar el país si no logra un acuerdo. El grupo francés de distribución ha cerrado 2009 con un beneficio neto de 327 millones de euros, un 74,2% menos que en 2008.