El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, aseguró hoy que BBVA "aprovechará las oportunidades" que surjan del proceso de reestructuración en España, gracias a su solidez, fortaleza de balance y capacidad de anticiparse a los riesgos. El año 2010 marcará el comienzo de "una etapa nueva de crecimiento para el banco", que se marca como objetivos claros tanto la ganancia de cuota como las mejoras de eficiencia, sostuvo el consejero delegado, que accedió al cargo tras la salida de José Ignacio Goirigolzarri.