La compañía cárnica obtuvo un beneficio neto de 6,5 millones de euros hasta junio frente a los 10,7 del año pasado. "Esta diferencia se explica por un menor impacto de los resultados extraordinarios positivos en 2007 y un incremento del 23% de las cargas financieras, derivado, fundamentalmente, de la reciente adquisición de autocartera que se ha repartido entre los accionistas en concepto de dividendo en especie y la compra a principios del año de Carnes Selectas, así como del aumento de los tipos de interés", señala la empresa en su nota al regulador. La facturación creció un 2,3% colocándose en 439 millones de euros.