El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, prevé que la reestructuración del sector del ladrillo quede concluída a finales de este año.

En comparecencia ante  la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados, José Manuel Campa ha mostrado su confianza en que la construcción logre levantar cabeza a final de 2011 cuando desparazeca 'casi por completo' el freno que supone para el crecimiento del PIB nacional en base a dos motivos fundamentales: la reducción del stock y la caída del precio de la vivienda. 

El secretario de Estado de Economía ha dado cifras que arrojan un aumento de las compraventas inmobilirias frente al número de viviendas destinadas a la venta que se finalizan, de hecho, han empezado a susperar en número las operaciones, lo que lleva a que "el stock de viviende empiece a reducirse, de forma tímida, en 2011". 

En cuanto al precio de la vivienda,  José Manuel Campa asegura que existe un sobreprecio del 23% a lo que está ayudando la caída del coste de los inmuebles. Campa ha recordado, además,  que el ajuste en construcción es "vital para la corrección de los desequilibrios macroeconómicos más apremiantes de la economía". Esta misma mañana, los grupos de PSOE, CiU, PNV, ERC-IU-ICV y el Grupo Mixto han alcanzado un acuerdo, que la próxima semana ratificará el Plen del Congreso de los Diputados, para crear una subcomisión para estudiarlas condiciones que puedan ser consideradas "abusivas" dentro de la firma de las hipotecas.

En relación al desempleo que roza ya los cinco millones de parados, Campa sostiene que "quedan meses duros en cuanto a la actividad económica y también al desempleo, pero las perspectivas son positivas". A lo que asegura es "imprescindible" que la reforma colectiva se realice "cuanto antes".