La organización que agrupa a las Cámaras de Comercio de la UE, Eurochambres, criticó hoy el retraso de España y de otros Estados miembros en la aplicación de la polémica directiva comunitaria para liberalizar la prestación de servicios. El objetivo de esta norma es facilitar el establecimiento de empresas de servicios en otros Estados miembros con medidas como la creación de 'ventanillas únicas' para simplificar y acelerar los trámites burocráticos.