La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) ultima los detalles para convertirse en la primera caja de ahorros cotizada en España a través de la emisión de cuotas participativas, según señaló un portavoz a Reuters. El consejo de administración estudiará este jueves la emisión de cuotas participativas con el objetivo de sacar a bolsa una participación de la caja de ahorros, indicó el portavoz a la agencia de noticias, añadiendo que el importe de la operación será significativamente inferior a los 800-1.000 millones de euros barajados inicialmente. Esta mañana, la CAM anunció la venta de su participación del 5% en Enagás con una plusvalía de 144 millones de euros.
La emisión, aprobada durante la Asamblea General Ordinaria celebrada en diciembre de 2007, contemplaba la emisión de cuotas participativas por un límite máximo del 20% del valor de la entidad, lo que equivalía aproximadamente a unos 1.200 millones de euros. De confirmarse el nuevo importe, la emisión final se situará un 66% por debajo de la estimación inicial. La fecha para el inicio de cotización también es una incógnita, ya que depende de las autorizaciones y trámites necesarios, según explicaron las fuentes, aunque se mostraron confiadas en que se produzca antes de agosto, porque es "lo normal y lo razonable". La CAM se convertirá así en la primera entidad en emitir cuotas y en cotizar direcatamente en Bolsa, ya que 'la Caixa' ya está presente en el mercado a través de un holding de participaciones, Criteria CaixaCorp, y Caja Madrid ya ha anunciado que el 'Proyecto Cibeles', en el que agrupa a sus principales participaciones en empresas de servicios financieros, saldrá a Bolsa previsiblemente antes de que termine el año. El consejo tomará esta decisión el jueves, después de que la caja anunciara hoy la venta a inversores institucionales de su participación del 5% en el capital de Enagás, por un importe total de 225,6 millones de euros. No obstante, las fuentes consultadas por Europa Press aseguraron que esta operación es "independiente" de la posible emisión de cuotas. El director general de la entidad, Roberto López Abad, anunció el pasado 7 de mayo que estudiaba "adelantar a lo largo de este año" la emisión de cuotas participativas, que su Asamblea aprobó el 14 de diciembre de 2007. "Estamos madurando seriamente la posibilidad de adelantar este proceso a lo largo de este año, porque creemos que en entornos inciertos las cuotas participativas cobran todavía más valor", subrayó entonces López Abad. Además, la directora general adjunta de la caja, María Dolores Amorós Marco, avanzó ese mismo día que disponer de una "sólida base de capital" permite aprovechar las oportunidades de compra que puedan surjan en un momento de incertidumbre como el actual, con lo que si finalmente la caja aprueba la emisión, estos instrumentos podrían convertirse en un método de financiación para su expansión. En este sentido, López Abad concretó que si se producen estas oportunidades de compra será "mirando siempre al exterior", sin descartar mercados latinoamericanos o Europa del Este, aunque aclaró que "no hay nada previsto".