Caltex Australia, la mayor compañía de refinerías petrolíferas del país, anunció hoy un acuerdo para comprar las 302 gasolineras del gigante estadouniodense ExxonMobil en Australia por 236 millones de dólares estadounidenses. La venta, que está sujeta al visto bueno del regulador australiano y los accionistas de Caltex, permitirá a la empresa ser líder en el sector en el país, informó un comunicado. "Es una gran plataforma de crecimiento para nosotros", declaró el consejero delegado de Caltex, Des King. La operación fue recibida con optimismo por los inversores, y así el valor de sus títulos en la bolsa de Sídney aumentó esta mañana un 6.6 por ciento hasta los 11,30 dólares australianos (algo menos de diez dólares estadounidenses). Caltex, que ahora emplea a unos mil trabajadores en su red de gasolineras en Australia, asumirá los cerca de 1.700 empleados de Mobil Oil Australia. la filial australiana de ExxonMobil. La venta no afectará a los negocios de extracción y producción de petróleo y gas natural de la compañía matriz, que sigue considerando a Australia como un mercado altamente competitivo.