CajaSur mantiene contactos preliminares con Unicaja para negociar su posible fusión con la caja malagueña y con Caja de Jaén, en el marco del proceso de fusión ya iniciado por estas dos últimas entidades, pero la caja cordobesa pone tres condiciones previas, la primera, "que se garantice la continuidad" de sus empleados en la caja resultante de la fusión a tres. Fuentes financieras dijeron hoy a Europa Press que en dichos contactos, que vienen manteniendo CajaSur y Unicaja al más alto nivel, la caja cordobesa también dejó claro que su principal preocupación, además de sus más de 3.000 trabajadores, es que la economía de Córdoba y su provincia no se resienta por la fusión.