Caja Navarra ha cerrado el primer trimestre de 2008 con un beneficio neto de 72,2 millones de euros, lo que representa un incremento del 16,21% con respecto al primer trimestre del año anterior. El resultado antes de impuestos se ha elevado a 82,3 millones, un 10,07% más que en el primer trimestre de 2007, informa la entidad financiera en un comunicado, en el que señala que el volumen de negocio ha experimentado un crecimiento en este periodo del 16,1%. El crédito a la clientela ha crecido en el primer trimestre un 18,4% respecto a marzo de 2007, hasta alcanzar los 12.664 millones de euros, debido sobre todo a un crecimiento del segmento de empresas industriales y de servicios del 42,2%.