Caja Madrid no está interesada en Caja Castilla-La Mancha (CCM), ya que tiene una gran presencia en esta región y no son entidades complementarias, y apostó por que el sistema financiero se reordene para afrontar la crisis, aunque insistió en que la caja sólo acometerá operaciones por motivos económicos. Fuentes de la entidad indicaron durante la presentación de los resultados que CCM es la caja "más redundante" con Caja Madrid en cuanto a número de oficinas en Castilla La Mancha, aunque no descartaron su interés por otras entidades sin especificar regiones. No obstante, la caja incidió en que si acomete algún proceso de concentración lo hará sólo por motivos económicos, y que su tamaño ideal de oficinas es 2.300 sucursales porque, a su juicio, debe ser prudente ante la evolución económica en 2010.