Caja Madrid invirtió en 2009 cerca de 696 millones de euros en la financiación de proyectos de energía renovable, lo que, según el ranking de 'Project Finance elaborado por Infraestructure Journal', la convierte en la segunda entidad del mundo en número de operaciones "mandatadas" de financiación de energías renovables y la cuarta por volumen financiado.