El director general de Caja Inmaculada, Luis Miguel Carrasco, negó hoy que la entidad esté estudiando sumarse al proyecto de Banca Cívica, grupo que ya incluye a Caja Navarra, Caja Canarias y Caja Burgos. "Banca Cívica nos merece todo el respeto pero no se ha hablado de incorporarnos" a ellos, remarcó, para indicar que el deseo de CAI es continuar "en solitario" aunque "sin dejar de analizar lo que ocurre alrededor"; "si vemos una oportunidad buena para CAI, para la plantilla y para Aragón, la analizaremos en detalle y podremos avanzar en ella", indicó en rueda de prensa.