Caja España obtuvo un resultado neto de 38,8 millones de euros en el primer semestre de 2009, lo que supuso un 31,1 por ciento inferior al resultado neto conseguido por la entidad de ahorros en los seis primeros meses de 2008 (56,3 millones de euros), informó la entidad. No obstante, la caja aclaró que el beneficio neto interanual hubiera crecido en un 21,5 por ciento sin el efecto de dotaciones voluntarias que el Grupo Caja España ha registrado "voluntariamente y de manera cautelar" por un importe de 42,8 millones.