El presidente de Caja de Jaén, José Antonio Arcos Moya, consideró que las modificaciones de la Ley de Cajas, aprobadas ayer por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía refrendan "todo lo contemplado en el acuerdo suscrito voluntaria y desinteresadamente para la fusión entre Unicaja y Caja de Jaén".  Señaló que, al tiempo, dicha reforma permitirá ampliar presencia numérica de la caja jiennense en los órganos de gobierno de la caja fusionada, aumentando las posibilidades de representación de la provincia jiennense en la asamblea. En declaraciones a Europa Press, Arcos Moya consideró que le parece bien que "no se condicione el futuro de una entidad por una singularidad", de forma que, en su opinión, "el hecho de poner un número en estos momentos a los representantes de la entidad fundadora no debe condicionar en el futuro cualquier otra fusión que se pueda hacer, no debe ser algo que obstaculice y hay que mirar con perspectiva".