Caja Cantabria ganó en el primer semestre del año 32,2 millones de euros, lo que supone un descenso del 7,7% respecto al mismo periodo de 2008. Los resultados podrían haber sido hasta un 44% superiores, pero la entidad ha preferido protegerse frente al "difícil" 2010 aumentando nuevamente sus provisiones por encima de lo legalmente exigido. La entidad espera cerrar el año con mejores resultados que la media del sector, aunque bajen los márgenes.