La Caja de Ahorros de Avila ha cerrado el ejercicio económico de 2007 con un beneficio neto de 37,40 millones de euros, cifra que en términos relativos se traduce en un crecimiento del 8,62% respecto al año anterior. José Manuel Espinosa, director general de Caja Avila, ha señalado que de esos 37,40 millones de euros de beneficio neto, Caja de Avila destinó 8,5 millones a su Obra Social, mientras que el resto ha sido para las reservas voluntarias que "permiten que esta entidad sea cada vez más fuerte".