El grupo Caixanova ha obtenido un beneficio neto de 164,1 millones de euros en el primer semestre del año, un 148,5% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. El beneficio antes de impuestos de la sociedad -integrada por el Banco Gallego y Caixanova- ha alcanzado los 193,7 millones, cifra que supone un incremento del 145,4%.