Caixanova centrará sus esfuerzos durante los próximos meses en seguir reforzando sus ratios de solvencia, reducir costes y lograr una gestión más eficiente, según han trasladado hoy directivos de la caja a cerca de medio millas de empleados a los que congregó en el Centro Cultural en Vigo.  En el encuentro, al que se convocó a trabajadores de servicios centrales, centros de informática y obra social de la entidad, intervinieron, entre otros, el presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, y el director general, José Luis Pego, quienes analizaron las principales magnitudes económicas que han caracterizado la evolución del negocio de la caja en los primeros meses del año así como las líneas a seguir este año.  Pese a la complicada coyuntura económica actual, la caja ha obtenido, a 30 de abril, un resultado antes de impuestos de 41,5 millones de euros y ha mejorado su margen de intereses en casi un 40%.