El grupo Caixa Tarragona ha tenido un beneficio después de impuestos de 27,59 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa un 0,57% más que en el mismo período de 2007. Según informó hoy la entidad, el resultado antes de impuestos ha sido de 32,9 millones, un 2,36% menos que en el primer semestre del año anterior. El margen de intermediación, que refleja el negocio tradicional del grupo, creció un 8,8%, hasta los 92,2 millones, y el margen de explotación aumentó un 62,6%, hasta los 76 millones de euros. Por otra parte, las provisiones por el deterioro de activos se incrementaron un 185% y alcanzaron los 41,8 millones de euros. La red comercial de Caixa Tarragona está formada por 319 oficinas en Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Aragón.