Los consejos de administración de Caixa Terrassa, Manlleu y Girona aprobaron hoy el plan de integración de estas tres cajas y Caixa Sabadell, cuyo consejo ya dio el visto bueno ayer. Así, dieron luz verde a los detalles de la fusión, que incluyen solicitar 500 millones de euros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), según informaron las entidades. El plan de integración también incluye la propuesta de estatutos de la nueva caja, su denominación legal --'Caixa de Ahorros Unió de Caixes de Girona, Manlleu, Sabadell y Terrassa'--, su estructura --que se reducirá en 240 oficinas y 629 empleados de los 4.500 que suman entre las cuatro, según lo pactado con los sindicatos--.