Caixa Sabadell ha decidido ralentizar el ritmo de apertura de oficinas en 2008 debido a la coyuntura económica, informaron a Europa Press fuentes de la caja de ahorros catalana, que tenía previsto continuar en 2008 con su ritmo de 30 nuevos locales anuales. Así, la entidad financiera ha pospuesto aperturas "porque manda el mercado, no el plan estratégico", y sólo está inaugurando las oficinas que tienen "rentabilidad asegurada a corto plazo".