Caixa Sabadell prevé obtener un beneficio neto de 100 millones de euros en 2009 y reducir la ratio de eficiencia hasta el 50%, según consta en su Plan Estratégico 2007-2009. Además, la entidad bancaria ha señalado que aspira a convertirse en la caja catalana "con mejores ratios de solvencia y eficiencia" y "con los mejores resultados sobre activos totales medios", en relación al volumen de negocio.