El grupo Caixa Sabadell obtuvo en el primer semestre del año un beneficio neto de 34 millones de euros, lo que supone un incremento del 36,4% respecto al mismo período del ejercicio anterior, según ha informado la caja de ahorros catalana. Este resultado proviene de la actividad recurrente, que mejoró su aportación a los resultados en más de un 40%, y de los negocios de las empresas que forman parte del grupo financiero, que la entidad sabadellense está impulsando desde hace varios ejercicios. El margen de explotación de la entidad -el que mejor refleja la evolución del negocio puramente bancario- creció un 16,36% y se situó en 64 millones de euros, mientras que el margen ordinario alcanzó los 134 millones de euros (+14,52) y el margen de intermediación ascendió a 89 millones (+19,5%). Los recursos de clientes aumentaron un 25,6%, hasta 11.756 millones de euros, y los créditos, un 24,5%, hasta 9.554 millones. El total del crédito de Caixa Sabadell está distribuido en la actualidad a