Caixa Girona obtuvo un beneficio consolidado de 17,7 millones de euros, un 33,2% menos respecto al ejercicio anterior, tras elevar sus dotaciones para saneamientos un 22,4%, hasta de 83 millones, según informó hoy la caja.El margen de intereses aumentó un 9,8%, hasta los 135 millones, el margen de explotación, antes de dotaciones ascendió a 107 millones, un 24,5% más, y el margen básico se situó en los 167,2%, un 2% más.