El Servicio de Estudios de Caixa Catalunya ha elevado dos décimas, hasta el 3,9%, la previsión de crecimiento de la economía española en 2007, medio punto más que la estimación del Gobierno, y ha situado en el 3,6% el crecimiento estimado para 2008, tres décimas por encima de la previsión oficial del Ejecutivo. Prevé que el precio de la vivienda crezca un 6,9% este año y se modere hasta el 3,4% en 2008
En su informe semestral sobre la economía española, la entidad financiera indica que en 2008 se producirá una "suave" desaceleración del PIB relacionada con el "aterrizaje suave y gradual" del sector inmobiliario. Pese a esta moderación del crecimiento, añade que el próximo año la inversión productiva, la sustitución gradual de la actividad de la construcción residencial por la no residencial, la continuidad en la expansión del consumo privado (con crecimientos cercanos al 3%) y la recuperación europea serán los "motores" del fuerte crecimiento de la fase actual del ciclo. En este contexto, Josep Oliver, autor del informe, indicó que la estimación de la OCDE, que sitúa en el 2,7% el crecimiento de la economía española en 2008, no se ajusta a los datos disponibles hasta el momento, dado que el PIB creció un 4,1% en el primer trimestre, el empleo está creciendo por encima del 3% y la inversión productiva está aumentando a un ritmo del 12%. MODERACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN RESIDENCIAL Así, Caixa Catalunya, que espera que el aumento del 3,9% en 2007 marque el "máximo" de la fase expansiva iniciada en 2003, estima que la construcción seguirá moderando su progresión, de forma que el consumo pasaría de un crecimiento del 3,7% en 2006 al 3,4% en 2007, mientras que la demanda de inversión en construcción continuará su moderación, desde el 5,9% en 2006 al 5,2% en 2007. Con todo, la demanda de vivienda crecerá a un ritmo superior a las 500.000 viviendas anuales en 2007 y 2008 dado que el número de hogares seguirá creciendo a un ritmo similar (450.000 nuevos hogares en 2007 y 2008), mientras que el crédito hipotecario aumentará, según la entidad, un 17% este año, moderándose también respecto a ejercicios anteriores. Caixa Catalunya indica que este descenso de la construcción residencial se compensará con el aumento de la construcción de infraestructuras y de edificaciones no residenciales, que se está acelerando en los últimos trimestres, tomando así el "relevo" de la fuerte expansión que había presentado el sector de la construcción de viviendas. MENOR PRECIO DE LA VIVIENDA Esta moderación de la inversión residencial se unirá a la desaceleración del precio de la vivienda que, según Caixa Catalunya, crecerá un 6,9% en 2007 y se moderará hasta el 3,4% en 2008, convergiendo paulatinamente con el IPC. "Esta frenada es bienvenida y necesaria para que el sector mantenga un cierto dinamismo en los próximos años", reiteró Oliver. Al mismo tiempo, la entidad financiera destaca que la inversión productiva en bienes de equipo y en otros productos aumentará un 7% en 2007 desde el 6,8% del año anterior, mientras que en 2008 crecerá un 6,5%, lo que confirma, según Oliver, la "notable" recuperación de la inversión en capital, "una de las mejores noticias del cuadro macro". En materia de precios, Caixa Catalunya prevé que la inflación media se sitúe en una tasa anual del 2,5% este año y que repunte al 2,7% en 2008, mientras espera un aumento del empleo en el entorno del 3% tanto en 2007 como el próximo año. DÉFICIT EXTERIOR Oliver señaló que la "nota negativa" de la economía española continúa siendo el déficit exterior que se situará en el entorno del 8% del PIB tanto este año como el que viene, si bien señaló que mientras los tipos de interés permanezcan en los niveles actuales no habrá problema para financiarlo. En este sentido, Caixa Catalunya prevé un aumento de los tipos de hasta el 4,25% para este año. Finalmente, apunta que el sector exterior restará ocho décimas al PIB en 2007 y un punto en 2008, dado que las exportaciones crecerán un 4,8% y un 4,4%, mientras que las importaciones lo harán un 6,2% y un 5,2%, respectivamente.