Caixa Catalunya ha alcanzado en menos de un año (mayo 2009-marzo 2010) las 5.000 operaciones de compra y alquiler de pisos, con ingresos de 580 millones de euros por ventas de activos, de los que 335 millones corresponden a viviendas y 245 a 'sale and lease back' de sucursales (110 millones por 120 oficinas) y venta de inmuebles singulares. Entre enero y marzo, la caja vendió 350 pisos por 70 millones, y alquiló 500.

   El responsable de la división inmobiliaria, Eduard Mendiluce, explicó que en un contexto de desaceleración de la caída de precios, y cuando se acumulan seis trimestres de caída consecutiva, Caixa Catalunya prevé que se llegue al punto cero en los próximos meses. Su objetivo de ventas para este año es de 1.000 pisos