Los indicadores estadounidenses no encuentran respiro. Tras la fuerte penalización que tuvo ayer Wall Street –con el Dow Jones cediendo un 1.5%- hoy los mercados anticipan caídas. Algo más suaves, eso sí. El Dow Jones recorta un 0.3% en tanto que los futuros sobre el Nasdaq cotizan un 0.1% a la baja. A la espera de referencias macro que puedan cambiar el rumbo de la sesión, el mercado de divisas no favorece al euro, que se vende por 1.41 dólares.
Después de la tempestad vuelve la calma…pero en forma de caídas. Si ayer los indcoadores de la principal plaza del mundo cotizaban con caídas del 1.5% al cierre, la tendencia que adelantan los futuros es algo más optimista. Eso sí, de momento no se dejan de lado los recortes. El futuro del Dow Jones cede un 0.3% en tanto que el Nasdaq se deja un 0.1% en preapertura.

De nuevo vuelve a ser Grecia el epicentro de todas las miradas. La falta de acuerdo de los socios comunitarios sigue generando incertidumbre en torno a la, más que necesaria, ayuda que necesita Grecia. Al otro lado del Atlántico, los inversores esperan referencias macro como la vivienda y el empleo que se espera arrojen algo más de luz sobre la recuperación económica de Estados Unidos. Los pronósticos apuntan a que las solicitudes semanales de desempleo se reduzcan de 427.000 la semana pasada a 421.000 en la presente. Por lo que respecta a la construcción de viviendas, las previsiones apuntan a un aumento a 540.000 en mayo, desde 523.000 en abril. También se conocerá hoy el índice de la Reserva Federal de Filadelfia.

En el terreno corporativo, Research in Motion, el fabricante de BlackBerry, publicará resultados al cierre del mercado, con unas expectativas de beneficio por acción de 1,32 dólares. También Kroger anunciará sus cuentas hoy, aunque en su caso, antes de la apertura del mercado. Los analistas esperan un beneficio por acción de 64 centavos.

La operación corporativa del día llega de la mano de Energy Transfer que adquirirá Southern Union. Una operacion valorada en 7.900 millones de dólares.