La compañía guipuzcoana Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) obtuvo en el primer semestre un beneficio neto de 36,5 millones de euros, un 254% más que en el mismo periodo del año anterior, informó hoy la firma a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La cifra de negocio fue de 439,1 millones de euros, un 17% superior al de 2006, mientras que el resultado de explotación se triplicó y alcanzó los 40,7 millones de euros. La compañía vasca atribuye la positiva evolución de sus cuentas al buen resultado de los contratos con Renfe para suministrar trenes de cercanías y de alta velocidad; el metro de Barcelona y el de Argel, así como a la "constante mejora de la productividad y de la gestión de compras".