Según los analistas, detrás de esta inesperada caída podrían encontrarse la subida de los precios de las hipotecas en el país y de una incipiente falta de oferta de viviendas. Para algunos expertos, el número de casas que salieron a la venta el mes pasado fue el más bajo desde junio de 2011.

Los expertos, sin embargo, también han querido ver cifras positivas en los datos conocidos hoy. Por un lado, los precios han aumentado una media del 4,8% en el mes y en el conjunto del año este encarecimiento estaría ya por encima del 13,5%.


Para los analistas de Citi, al ritmo actual de ventas el stock actual de viviendas tardaría 5,2 meses en absorberse por el mercado.