Los pedidos de bienes duraderos descendieron un 7,3% al caer la demanda de productos que van desde aviones a computadoras y equipos de defensa. Ha sido la mayor caída desde el pasado mes de agosto, dejando atrás tres meses consecutivos de ganancias.

Los pedidos de estos productos, que van desde tostadoras a las aeronaves, han aumentado un 3,9% en junio. Este incremento está por encima de las previsiones de los analistas que consideraban que el descenso iba a ser del 4% aproximadamente.

Los pedidos de bienes de capital excluyendo aviones, que es un indicador que sigue de cerca los planes de gasto de las empresas cayeron un 3,3%, rompiendo cuatro meses consecutivos de ganancias. Se trata de la mayor caída desde el mes de febrero.

Asimismo, los pedidos de los llamados bienes de capital básicos aumentaron en una cifra revisada de 1,3% en junio, cuando los analistas consideraban que el aumento sería de en torno a un 0,9%.