Las solicitudes de hipotecas en EE.UU. cayeron un 16,5% en la semana que terminó el 26 de noviembre.

En la semana anterior, las solicitudes habían subido el 2,1%.