Cadbury aumentó hoy sus objetivos anuales de ventas y beneficios después de que sus resultados superaron las previsiones para el tercer trimestre y mientras intenta apuntalar su defensa contra el interés de compra de Kraft Foods.  El grupo británico de golosinas y dulces dijo en un comunicado que las ventas en el tercer trimestre crecieron un 7% sin aplicar el efecto de las divisas, con un fuerte incremento en Reino Unido, India y Sudáfrica. Los analistas esperaban un aumento en torno al 4%.