Cadbury que a principios de mes escindió su filial de refrescos para centrarse en la de dulces, ha anunciado este jueves que espera que sus ingresos en el primer semestre superen la cifra más elevada de su rango de previsiones. El mayor grupo de repostería del mundo también ha dicho que espera que sus márgenes comerciales sean cerca de 150 puntos básicos superiores, gracias a una combinación de recorte de costes, aumento de precios e inversión en publicidad.
Un analista que solicitó mantener el anonimato ha dicho que el anuncio sin previo aviso sobre la evolución del negocio por parte de Cadbury sugiere que la evolución de la empresa en el conjunto del año será algo mejor de lo esperado.