Fuerte penalización para el selectivo español una jornada antes de cerrar la semana. El Ibex35 despidió la sesión con una caída del 1.5% que le llevó a los 10.622 puntos. El sector financiero – comandado por Bankinter y BBVA- se llevó las mayores penalizaciones de una jornada en la que la primera ha publicado resultados. En el mercado de divisas, el euro siguió su tendencia alcista frente al dólar, que se cambió por 1.4460 unidades.
ercado español cerrado y la lectura es clara: descensos y ruptura de los 10.700 puntos. El Ibex35 marcó su último movimiento con caídas del 1.5% que le arrastraron hasta los 10.622 puntos. Mucho tuvieron que ver las referencias macroeconómicas publicadas en EEUU, como las peticiones de desempleo que subieron hasta 412.000 en la última semana. Y es que parece que la posición mas favorable en el selectivo español es la de estar cortos pues “hemos roto el canal alcista con fuerza y los 10.824 puntos sirvieron de entrada de cortos al igual que la media móvil actuó como resistencia”, reconoce Víctor Rodriguez, estratega de mercados de DeltaStock, lo que “nos dibuja un amplio rango de beneficios que le llevará hasta los 10.580 puntos a corto plazo”.

Mucho tuvieron que ver también las cifras empresariales publicadas. Bankinter obtuvo durante el primer trimestre del año un beneficio de 48.6 millones de euros, algo inferior al publicado un año antes pero que se ha colocado por encima de las previsiones. Sin embargo la entidad no convenció a los inversores, sufrió caídas del 2.8% en la bolsa., que llevaron a su cotización hasta los 5.17 euros. Y es que el sector financiero no gozó de una de sus mejores sesiones: BBVA descontó un 2.62% mientras que Banco Santander sufrió pérdidas de más del 2.2%, con lo que mañana comenzará la sesión desde los 8.30 euros. Niveles que, según la comunidad de Estrategias de Inversión, se antojan claves para ver subidas en el Ibex35.

Pero no sólo dependerá de estos dos grandes. Porque Telefónica también tendrá mucho que decir. La operadora – que hoy ha anunciado que tiene flexibilidad para recortar hasta un 20% su plantilla y que no tiene en mente realizar ninguna operación corporativa- cedió un 1.06% y vendió sus títulos por 17.81 euros. Iberdrola perdió un 1.4% al cierre de la sesión, a 6.16 euros.

Repsol descontó un 2.19% de su cotización con lo que serán 23.40 euros el precio que tendrán que abonar los inversores que quieran acceder a la petrolera. Aunque precaución con el valor ya que hoy Sacyr Vallehermoso ha comunicado a la CNMV su intención de vender su participación en la petrolera si no consigue refinanciar su deuda. Por su parte, Sacyr recortó un 3.10% su cotización hasta los 9.05 euros.

En positivo también hubo compañías que cerraron la sesión. Grifols se animó con un 1.68% de revalorización, hasta los 12.98 euros. Ebro Foods se alzó algo más de un punto porcentual, hasta los 16.61 euros.