La cervecera estadounidense Anheuser-Busch finalimente cedió ante los avances de su rival belgo-brasilera InBev, que reveló su precio de compra de cerca de 50.000 millones de dólares para poder crear el número uno mundial de la cerveza. El Consejo de Administración de Anheuser-Bush se ruenió este domingo para estudiar la oferta mejorada de InBev y aceptar su proposición, luego de haber ferozmente resistido desde hace un mes, indican los diarios económicos Wall Street Journal y Financial Time en sus portales en internet. InBev ofreció 70 dólares por acción Anheuser-Bush, contra los 65 dólares de la oferta inicial.