Berkshire Hathaway, la sociedad de inversión de Warren Buffett, ha reducido su participación en la agencia de ráting por segunda vez en apenas mes y medio. En las últimas ventas, se ha desprendido de cerca de un 2% de Moody's, con lo que su control se situaría cerca del 15%.